Es el momento de actuar

Humberto Campodónico

Muchos pensaban que Chávarry no se atrevería a sacar a los fiscales Rafael Vela Barba y José Domingo Pérez pues eso evidenciaría su posición a favor de la corrupción, lo cual sería ir “demasiado lejos”. Además, no solo sería estar a favor de la corrupción de Odebrecht en general, sino que estaría torpedeando el caso cócteles de Fuerza Popular (Keiko Fujimori), la línea 1 del Metro (Alan García) y muchos más.

Pero se atrevió, a pesar de los pronunciamientos en contra, incluido el del presidente Vizcarra. ¿Y por qué? Porque los fiscales habían concluido un Acuerdo de Colaboración Eficaz (ACE) con Odebrecht que daría pruebas concretas (depósitos bancarios, e-mails) sobre: 1) el financiamiento ilegal a los partidos, 2) la corrupción en las obras realizadas, lo que involucra a líderes políticos y funcionarios de los gobiernos y, 3) pruebas acerca de la participación de las empresas peruanas consorciadas con Odebrecht.

Las “consecuencias devastadoras” no solo serían para ellos sino también para el propio Chávarry, que permanece como fiscal de la Nación solo porque el fujimorista Segura, presidente de la Subcomisión de Acusaciones Constitucionales, ha decidido blindarlo y no agendar las tres acusaciones constitucionales de pertenecer a los “Cuellos Blancos” del Callao.

Conclusión: el ACE contribuiría a una profundización de la crisis del fujimorismo y cambiaría aún más la correlación de fuerzas en el Congreso, pudiendo llevar a una re-formulación de sus comisiones y abriendo la puerta a que el Pleno discuta las acusaciones constitucionales.

Ante esa conjunción de factores, para Chávarry y el fujiaprismo era mejor actuar “de una vez” con el poder que hoy tienen a su disposición, en lugar de esperar a que venga la “información devastadora” que lo debilitaría a él y a sus aliados. Es por eso que ahora Chávarry va a tratar de tirarse abajo el ACE. Ya anunció antenoche que va a “hacerlo público”, insinuando que el acuerdo es favorable a Odebrecht y malo para el Perú.

Uno de los “argumentos” va a ser que “hay varias obras con coimas” que no se van a investigar. Falso. Si bien Odebrecht solo reconoce coima en 4 obras, el ACE establece, de un lado, que Odebrecht va a seguir investigando otras obras y, de otro, que la fiscalía peruana también lo va a hacer. Si se encuentran otras coimas, se abrirán procesos judiciales para castigar a los culpables.

Otro va a ser que “el ACE permite que Odebrecht siga contratando con el Estado”. Cierto y está previsto en la Ley 30737 de marzo pasado. Lo primero a decir acá es que un ACE es eso: un acuerdo entre partes y hay que evaluar lo importante y trascendente: ¿saber toda la verdad y castigar a los culpables? ¿O invocar un “purismo radical” que diga que nada se puede hacer con una empresa corrupta y, por tanto, hay que oponerse a todo ACE?

Escogemos castigar a los culpables, sin duda alguna. Agreguemos que Odebrecht ha firmado un ACE con el gobierno de EEUU, que incluye que el Departamento de Justicia (DOJ) tenga un equipo de funcionarios en la sede de Odebrecht para verificar el relevo total de funcionarios de la época de la corrupción y la adopción de compromisos éticos y de gobernanza (1).

Veamos qué se nos viene. ¿Es que los nuevos fiscales van a desautorizar el ACE? No lo sabemos. Pero de poder, pueden. Si lo hacen, es el fin del ACE. Pero también podría suceder que el objetivo de Chávarry sea que la desautorización venga por parte de los brasileños.

Si los nuevos fiscales van a Brasil el 14 de enero, ¿es que la Procuraduría brasileña va a confiar en ellos? ¿Cómo es que los nuevos fiscales van a abordar un caso que no conocen en sus detalles? ¿Odebrecht querrá continuar con el ACE después de la destitución de Vela y Pérez?

Para terminar: el Perú entero ya se ha puesto de pie para la lucha decisiva contra la corrupción, lo que pasa por sacar a Chávarry y restituir a los fiscales Vela y Pérez. Es importante que el presidente del Congreso, Daniel Salaverry, ha dicho que se necesitan “medidas urgentes para reorganizar la fiscalía” y, sobre todo, que el presidente Vizcarra haya vuelto al instante de Brasil y que “prepara medidas” ante la decisión de Chávarry. Más allá de lo que hagan las autoridades, a todos los peruanos y peruanas nos corresponde manifestar nuestra protesta para demostrar que queremos un país digno, sin impunidad. Ahora es cuándo.

……………………………………….

(1) “Una de las medidas previstas en el acuerdo con EEUU y que comenzó a ser ejecutada en 2017 es la presencia de monitores externos aprobados por Brasil y por el departamento de justicia de EEUU (DOJ) para acompañar la evolución del sistema de conformidad, así como las mejoras de los controles internos”. Memoria odebrecht 2018, página 32, https://www.Odebrecht.Com/sites/default/files/informe_anual_2018.Pdf.

https://larepublica.pe/politica/1386409-momento-actuar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*