Está decidido: gobierno de Humala será de centro


Cesar Hildebrandt 07.jpg
César Hildebrandt

Es ya un hecho que el gobierno de Ollanta Húmala será de centro.

Y a muchos esto les parecerá muy bien. Porque estar en el centro en un país donde la derecha se cree dueña de todo (incluyendo el futuro) puede ser un avance.

¿El presidente electo ha dejado de ser un enigma, una potencial caja de Pandora?

Personajes próximos a él confirman que Húmala apura el llamado Plan de los 100 Días y que este tendrá una característica fundamental: la ejecución de los programas sociales anunciados.

“Queremos que la gente de a pie sienta que el Estado se preocupa por ella” dijo una fuente allegada al presidente electo.

“Ese será el cambio más marcado y el que se notará de inmediato” añadió.

Otro colaborador del entorno más íntimo de Gana Perú nos dijo que “ninguna vocación por la inclusión hará que el gobierno entrante pierda la brújula fiscal”.

– ¿Eso quiere decir que no se jugará a ningún déficit pasible de ser acusado de populista? -preguntamos.

– Exactamente -nos contestaron-. No se jugará al déficit de ningún modo.

– ¿Eso implicará aumentar los impuestos? -repreguntamos.

– Es muy probable. Pero estamos hablando de las mineras que no tienen blindaje jurídico o que, teniéndolo, están dispuestas, como en Chile, a negociar -fue esta vez la respuesta.

La Sociedad de Minería estaría preparando un borrador de acuerdo que pueda ser el marco de las conversaciones por venir.

Sería una buena jugada de adelantamiento por la derecha, y el nuevo gobierno estaría dispuesto a ese diálogo.

A lo que no está dispuesto Húmala es a renunciar al asunto de las regalías.

“No es posible que haya diferencias entre las mismas empresas mineras: Southern paga regalías, Antamina no”, informó un miembro del equipo técnico de Gana Perú.

Con un precio histórico del oro -1531 dólares la onza troy al cierre de esta edición-, con tasas de retorno siderales y con el ejemplo de Chile, que hace cuatro meses produjo un nuevo acuerdo basado en las sobreganancias de la minería, será difícil que alguien pueda negarse a hablar del asunto.

Preocupan al equipo del nuevo gobierno otras cosas. El aumento poco y serio y sin el estudio debido del sueldo de los militares, incremento que no ha podido ir al básico sino que se ha otorgado como bonificación para evitar la quiebra completa de la Caja Militar-Policial. O el incremento otorgado a los magistrados, maniobra que parece destinada a deteriorar la caja fiscal. O los reclamos pendientes en el CIADI (casos Levy, Dubai Ports, Doe Run).

Pero lo que más preocupa al equipo que prepara las medidas de los primeros cien días es la desaceleración de la economía, algo que puede reducir a su vez la recaudación tributaria y poner en peligro el gasto social.

“Que no se sigan preocupando los que creían que esto iba a ser el apocalipsis. Somos conscientes de la hipersensibilidad del mercado y de la necesidad de no dar ninguna señal equívoca”, insistió una fuente.

Había algo así como una enérgica resignación en esa voz.

– ¿Y para dar tranquilidad necesitan la vigilancia de Toledo? -preguntamos.

-Para nada. Toledo ve fantasmas porque está mal aconsejado y rodeado de angurrientos -fue la respuesta.

http://www.hildebrandtensustrece.com/index.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*