La estrategia política del terruqueo

Augusto Álvarez Rodrich

La estrategia política de Fuerza Popular (FP) se sustenta en el terruqueo y consiste en promover el miedo en la población para hacer creer que Sendero Luminoso está a la vuelta de la esquina lista para volver a lanzar coches bomba y asesinar gente.

A eso se refirió este domingo el presidente del congreso Luis Galarreta, quien ha decidido convertirse en el primer terruqueador de la nación, en la ceremonia de homenaje a los comandos Chavín de Huántar en el aniversario 21 del valioso rescate de los rehenes de la embajada de Japón.

“Tenemos que ganar la guerra contra el terrorismo”, demandó Galarreta, llevando a plantearse la pregunta de qué pasó entonces con la antigua proclama fujimorista de que el gobierno de Alberto Fujimori liquidó a Sendero Luminoso.

El argumento de FP avanza en ese terreno y sostiene que el terrorismo se está reactivando en el país gracias a todas las instituciones y personas que, ya sea por acción como por omisión, contribuyen o son cómplices de Sendero Luminoso.

Entonces, se dedican a identificar y denunciar a esos camaradas de la ruta del terror, sin ningún sustento, quienes tienen en común el hecho de discrepar por cualquier motivo con los planteamientos de la agrupación que jefatura Keiko Fujimori.

Es lo que la periodista Gabriela Wiener llamó hace un tiempo ‘terruquear’, es decir, atribuir una posición cercana al terrorismo, con un guion que repiten de manera articulada congresistas de FP como Carlos Tubino; medios de comunicación cercanos a esta corriente política; y las redes sociales que se ven inundadas gracias a un esfuerzo bien financiado.

El terruqueo también incluye a casi todas las instituciones del estado, como lo acaba de plantear el almirante (r) Jorge Montoya al decir que “Sendero está infiltrado en el poder judicial”, pero eso lo extienden a cualquier entidad, desde el Ministerio Público hasta el TC.

Y a esa tarea de desprestigio se ha lanzado con entusiasmo Galarreta, quien ha hecho de la mentira su bandera, inventando persecuciones a la fuerza armada y policial precisamente por haber derrotado a Sendero y proponiendo poner punto final a todos los juicios para todos sus integrantes.

Con eso buscan hacer creer que FP es el único partido realmente interesado en enfrentar al terrorismo.

El problema para la estrategia del terruqueo es que hoy no hay bombas ni atentados pues Sendero fue efectivamente derrotado. Pero, como vamos, quizá a FP hasta se le ocurre inventarlos.

https://larepublica.pe/politica/1231736-la-estrategia-politica-del-terruqueo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*