Keiko en libertad

Nelson Manrique

Habiendo enviado ya mi artículo semanal, la decisión del Tribunal Constitucional de liberar a Keiko Fujimori, gracias al voto de Carlos Ramos, tal como lo pronosticó la semana anterior Hildebrandt en sus 13, basándose en los antecedentes del personaje, me obliga a pergeñar algunos apuntes apurados.

El derecho a la libertad invocado por el TC se pierde cuando se comete delitos tipificados por la ley, y 14 jueces dictaminaron que Keiko Fujimori los cometió reiteradamente a través de la obstrucción de la justicia.

Keiko Fujimori recurrió a sus allegados para amenazar a testigos, encubrir el ingreso de dinero ilegal a través de cócteles y rifas bamba, del pitufeo de grandes sumas de dinero, comprometiendo a cientos de personas, convenciendo a personas de amplios recursos para que finjan ser donantes de grandes sumas, de lo cual tuvieron luego oportunidad de arrepentirse, cuando se enteraron de las responsabilidades penales en las que estaban incurriendo. Jaime Yoshiyama llegó hasta a convertir en donante a un empresario convenientemente fallecido, al que ya no se le podía pedir su versión de los hechos.

Todo este tinglado de mentiras se vino abajo en esos días con las declaraciones de los líderes de las principales empresas del país y de los representantes de la Confiep, confesando haber entregado millones de dólares, por fuera del sistema bancario, para respaldar la candidatura de Keiko Fujimori. Hasta este momento hay más de 8 millones de dólares no bancarizados, no declarados, que fueron ocultados a la investigación judicial. Las declaraciones de Jorge Yoshiyama, el sobrino de Jaime Yoshiyama, personaje clave en el manejo de los recursos económicos de Fuerza Popular, señalan categóricamente que Keiko Fujimori conocía perfectamente todos los pasos que dieron en el manejo de estos fondos ilegales.

La mayoría del Tribunal Constitucional ha decidido pasar por encima de todos estos considerandos para otorgarle la libertad. Este es un voto a favor de la corrupción, que termina siendo avalada por el más elevado tribunal de justicia del país. La podredumbre del sistema judicial es profunda y va a haber que continuar luchando en todos los frentes para erradicarla.

La decisión del TC versa sobre el hábeas corpus presentado por Sachi Marcela, la hermana de Keiko, pero no exculpa a esta de los cargos que pesan en su contra. El proceso judicial sigue su curso y es de esperar que las novedades que vengan desde Brasil permitan ampliar el expediente delincuencial de la lideresa fujimorista.

¿Qué implicaciones tendrá la liberación de Keiko Fujimori para el porvenir del fujimorismo? Las evidencias acumuladas en su contra permiten pronosticarle una larga permanencia en prisión, en un futuro no lejano. Está por ver si personajes como Rosa Bartra, que hoy se cuidan especialmente de señalar que ellos no son fujimoristas sino fueron invitados, consideraran conveniente someterse a su liderazgo, ahora que el porvenir pinta negro.

Con el padre fundador igualmente preso, y con los hermanos Kenji y Hiro insinuando tensiones relativas a las responsabilidades por el caso Limasa, no se avizora un luminoso porvenir. Los dados están lanzados y la partida continúa.

https://larepublica.pe/politica/2019/11/26/keiko-fujimori-en-libertad-tribunal-constitucional-nelson-manrique/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*