Se precarizan los derechos laborales de manera permanente

Jorge Juárez       (Entrevista de Yásser Gómez Carbajal)

Diario UNO entrevistó a Jorge Juárez, secretario general de la Federación Nacional de Trabajadores Mineros Metalúrgicos y Siderúrgicos del Perú (FNTMMSP), conversamos respecto a las políticas anti laborales ejecutadas por el Gobierno y del lanzamiento de un partido político que priorizará una agenda laboral para la población.

—¿Qué medidas del Ejecutivo afectan los derechos laborales?

—Ahora, tenemos una grave amenaza, inclusive el reglamento último de la ley para la Política Nacional de Competitividad y Productividad (PNCP), tiene dos temas que ahí se tienen que identificar, y que no sólo afecta a los trabajadores mineros, sino a los trabajadores en general, que es eliminar el derecho a la reposición ante un despido arbitrario.

Esto ha sido otorgado también por una sentencia del Tribunal Constitucional (TC), entonces, cualquier ley, reglamento que pudiese limitar la acción de una sentencia del TC, es anti constitucional.

Y ante eso es válido, no sólo de los trabajadores mineros, sino de los jóvenes que salen a un mercado laboral, en el que van a tener a los empleadores que tendrán la potestad de despedir a la persona que quieren, cuando crean conveniente, sin dar mayor esfuerzo de acomodarse a las tantas situaciones anómalas de despido que suceden.

Ahora ya ni siquiera van a tratar de forzar eso, porque la ley le dará abiertamente las condiciones y las facultades para despedir como quieren.

Lo otro es también que, además de eso, les abre, una especie de motivo justificado de despido, un supuesto rendimiento deficiente.

—El empleador tendría carta libre para deshacerse del trabajador.

—Entonces, dejar condiciones así, subjetivas respecto a análisis de rendimiento deficiente en la práctica significa que cada empresa va a integrar procedimientos de manera interna, para delimitar estas condiciones de rendimiento deficiente. En la práctica eso será pretexto para liquidar a la persona que quieren.

Si la empresa empieza a implantar normas donde involucra ciertas condiciones de trabajo, que inclusive podrían ir en contra de la seguridad en casos extremos, lo van a poner como un estándar. Y simplemente las personas que cumplan con un requisito de seguridad o hagan un trabajo dentro de un clima normal de jornada laboral, lamentablemente serán cuestionadas por un bajo rendimiento. Eso es muy peligroso, inclusive iría en contra de la seguridad.

Lo otro también es algo aberrante, que puedan proponer que hasta el 30% de tus haberes podrían ser pagado en especies ¿a dónde estamos regresando? Es muy peligroso que estemos validando ese tipo de condiciones laborales. Pero que se puede esperar de la ministra de Trabajo Sylvia Cáceres.

—Con esta situación de los trabajadores cada vez más precaria y el contexto político en América Latina de descontento con el modelo económico ¿Cómo está la iniciativa de ustedes de organizar un partido político?

—Surge de la necesidad de nosotros como trabajadores, es justamente tener una agenda laboral para darle la importancia que no se ha hecho aún. Y nuestro sector, no sólo como trabajadores del sector minero, sino de manera general, pero esta necesidad de los trabajadores mineros, por eso queremos iniciarla, porque no vemos que los partidos políticos le den prioridad a una agenda laboral, que es muy importante.

Porque si nosotros analizamos, una de las pocas situaciones en común en la cual no debería existir debate, es que somos trabajadores de alguna u otra manera.

Entonces, la gran tarea está en articular las necesidades de los diferentes aspectos del trabajador, desde sus distintas expresiones:

independientes, dependientes, formales, informales.

Porque podemos tener diferencias de todo tipo pero una de las grandes herramientas que tenemos para articular esto es que por una u otra forma, hasta por la condición misma de poder subsistir eres trabajador, porque tienes que llevar un pan para tu casa.

—¿Dónde confluyen con el resto de la población?

—Entonces, para nosotros la idea de este partido es potenciar la necesidad y una condición, que una población económicamente activa en el Perú, es laboral, es trabajadora.

Y debemos potenciar la agenda laboral, porque ningún partido lo está explotando como tal, no le dan la importancia que requiere. Porque toda persona razonable lo va a considera importante, entonces, trabajemos sobre eso.

—El partido, se originaría en la base de los trabajadores mineros, pero ¿incluirá a los “independientes” o “emprendedores”, que forman parte de nuestra economía informal?

—Sí. Empieza como la fundación dentro de los trabajadores del sector minero sólo para poner la primera piedra. Y eso ha sido debatido de manera amplia en nuestro Congreso y la idea está clara, no hacemos nada con un partido que sea exclusivo de los trabajadores mineros, y esa no es la idea. Estamos poniendo la primera piedra porque alguien tiene que hacerlo, que decir, esta es la esencia del partido, pero no es exclusivo de los mineros.

Porque engloba a los trabajadores en general, desde los dependientes hasta los independientes, que, si estamos con cifras de un 70% de informalidad en el sector, incluso los dependientes son menos del 30% porque todo el empleo formal, no significa que sean dependientes, incluso trabajadores formales pero independientes con recibo por honorarios.

—Incluso el lenguaje que se maneja, a partir del modelo económico, es el de promover la división de los trabajadores porque incluso a algunos los tildan de emprendedores para que se diferencien y se sientan superiores al resto…

—Con esa idea, que se ha vendido bastante, se ha un chip en la población con el fin de perder la idea del colectivismo. Y este tema es importante, porque han impuesto una percepción del que se sacrifica más, gana más. Así te tengas que auto explotar.

Porque te encargan una tarea que saben en un razonamiento lógico que es una tarea para por ejemplo dos días, sin embargo, quiere que lo realicen el mismo día. Y como es recibo por honorarios el trabajador tiene que entregar objetivo tras objetivo, y ahí viene el problema de la auto explotación que es a donde estamos llegando.

Esto se regulo de alguna manera bajo la 728, entre todo lo que la dictadura de Alberto Fujimori impuso, que, hasta cierto punto, las condiciones de ese entonces no son las mismas hoy.

Entonces, tenemos que evaluar el crecimiento de un país, porque si hablamos tanto de la democracia, dos condiciones: el derecho a la protesta de las personas que realmente equilibren condiciones, que para un país es importante, no significa que somos criminales.

Y desde el otro punto de vista, no podemos seguir abriendo brechas y que la riqueza se acumule en algunos pocos. Las últimas estadísticas revelo que en nuestro país el 40% de riqueza, se acumula en 4 mil 500 personas, es decir, menos del 1% de la población, y el resto de peruanos estamos en la otra parte de esta cifra repartidora de riqueza.

—El Gobierno no se da cuenta de que puede propiciar un descontento social…

—No podemos seguir de esta manera, porque el crecimiento de una nación, no sólo está en las estadísticas, que son medias verdades, que es lo que quiere un Gobierno y no se da cuenta que el país puede agrietarse una crisis social como está ocurriendo en otros países de Sudamérica.

Es decir, el promover políticas cono ahora intenta imponer el Ejecutivo, a pesar de ser anti constitucional, me parece que es como jugar con una ruleta rusa, en un momento saldrá el disparo y no sabrán como afrontarlo. Debería haber una mayor responsabilidad y tener una mejor lectura de lo que sucede.

Porque lo mismo decían en Chile, supuestamente el país que tenía mejor crecimiento y vemos la convulsión social y política que no se detiene. Y nuestro país no es ajeno a esta realidad. No entiendo la necesidad del Gobierno de intentar imponer mayores condiciones de precarización para los trabajadores.

—¿Por qué es necesario un partido con una agenda laboral?

—Sé que la idea de formar un partido no pega o no toma conciencia en los estudiantes, pero es parte de lo que ahora quieren hacer diferentes grupos, activistas, colectivos, sindicatos, federaciones. Porque cuando esto cobre fuerza, será diferente porque involucra a todos.

Porque están precarizando los derechos laborales de manera permanente y eso es muy peligroso. Tenemos la responsabilidad de seguir advirtiéndolo.

Tenemos una mesa que no es atendida, la ministra de Trabajo Sylvia Cáceres no quiere reunirse con nosotros, no quiere dar las explicaciones de manera personal. Por ejemplo, la ministra de Educación se reúne con los estudiantes universitarios, como a Las Bambas se efectuaban reuniones abiertas con miembros del gabinete ministerial.

Pero la ministra Cáceres, al parecer no tiene el argumento diferente, como para explicarnos sobre su proyecto que expuso en el CADE 2018, porque ella fue la que promovió, antes de que esto fuera un Decreto Supremo, va en contra de la Constitución. Debería responde a esos temas.

www.diariouno.pe/se-precarizan-los-derechos-laborales-de-manera-permanente/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*