«Capitalismo y coronavirus: ‘El Shock es el virus en sí mismo’ «

Naomi Klein          (Entrevista)

La escritora, periodista y activista canadiense dio una entrevista en la que analiza los efectos del COVID-19 en el sistema capitalista y las repercusiones a nivel socio-político.

En diciembre de 2019 surgió un brote de una desconocida neumonía en Wuhan, China. El grupo de personas afectadas estaba vinculado al mercado mayorista de mariscos, lugar que también lidia con animales exóticos, entre ellos, murciélagos, criatura que se cree originó el virus calificado como pandemia por la OMS.

El COVID-19 es un tipo de coronavirus originada por el SARS-CoV-2, patógeno que se propagó a una velocidad alarmante desde el continente asiático al resto del mundo. Tanto la OMS como las autoridades de los respectivos países, han sido enfáticos en la importancia del lavado de manos, el estornudar y toser en pañuelos o contra el codo, evitar las aglomeraciones y no saludar de beso o dando la mano.

No solo ha tenido repercusiones a nivel sanitario, lo que ha obligado a aplicar medidas de salud extraordinarias, incluyendo el cierre de fronteras en algunos países; también ha tenido un impacto en el ámbito económico, con pérdidas superiores a los 22 billones de dólares en la capitalización de acciones en Estados Unidos y Europa.

En el marco de la crisis sanitaria -y económica- con consecuencias a nivel mundial, la periodista y activista estadounidense, Naomi Klein, analizó la situación actual en relación al coronavirus y sus efectos en el sistema capitalista.

En conversación con Vice, la autora de libros como La doctrina del Shock (2007) y No logo (1999), asegura que -más que nunca- es necesario “luchar con más fuerza por un sistema de salud universal” y considerar no solo el auto-cuidado, también “compartir con tus vecinos y ayudar a las personas más vulnerables”.

Naomi Klein explica el “desastre capitalista” como una forma de describir la forma en que las industrias privadas resurgen al beneficiarse directamente de una crisis a gran escala.

“El lucro producto de desastres o guerras no es un concepto nuevo, pero realmente se profundizó bajo la administración de Bush tras el 11 de septiembre de 2001, cuando la administración declaró esta especie de crisis de seguridad sin fin; y simultáneamente la privatizó y subcontrató”, dijo Klein, explicando que esto incluyó el estado de seguridad nacional, así como la ocupación de Irak y Afganistán.

“La ‘Doctrina del Shock’ es una estrategia política que consiste en usar crisis de gran escala para impulsar políticas que sistemáticamente profundizan la desigualdad, enriquece las elites, y socava a los demás”, expuso la escritora.

Klein alude a una estrategia nacida como respuesta al New Deal bajo el mandato de Franklin D. Roosevelt, la cual según el economista Milton Friedman, ocasionó crisis en Estados Unidos. “Las elites políticas y económicas entienden que los momentos de crisis son su oportunidad de impulsar su lista-de-deseos de políticas impopulares que polarizan aún más la riqueza en este país (Estados Unidos) y todo el mundo”, dijo la periodista y académica.

Consultada por las “múltiples crisis que ocurren actualmente”: una pandemia, falta de estructura para manejarla y el colapso de los mercados, Naomi Klein aseguró que ‘El shock’ es el virus en sí mismo.

“Y ha sido manejado de una manera que maximiza la confusión y minimiza la protección. No creo que sea una conspiración, es solo la forma en que el gobierno estadounidense y Trump han manejado completamente mal esta crisis, hasta ahora no la ha manejado como una crisis de salud pública, si no como una crisis de percepción, y un posible problema para su reelección”, analiza la periodista, en periodo de elecciones demócratas previo a las presidenciales.

“Es el peor de los escenarios, especialmente combinados con el hecho que Estados Unidos no tiene un programa nacional de salud y la protección a sus trabajadores es abismal. Esta combinación de fuerzas ha entregado un shock máximo. Va a explotar para rescatar industrias que están en el corazón de las crisis más extremas que enfrentamos, como la crisis climática: la industria de las aerolíneas, la industria de gas y petróleo, la industria de cruceros -quieren reforzar todo”.

Klein plantea que esto se vio tras la tragedia que provocó el Huracán Katrina en 2005, situación de emergencia en la que Estados Unidos recibió donaciones de diversos países “pero el costo real llegó en forma de austeridad económica [posteriormente, recortes en los servicios sociales]”.

En este contexto, Klein dice que tenemos dos opciones: retrocedemos y nos desmoronamos, o crecemos y encontramos reservas de fuerza y compasión que no sabíamos que teníamos. “La razón por la que guardo la esperanza de que escojamos evolucionar es que -a diferencia de 2008- tenemos una alternativa política que propone una respuesta diferente a la crisis que llega a las causas de raíz tras nuestra vulnerabilidad, y un movimiento político más amplio que lo apoya”.

De acuerdo a los planteamientos de Naomi Klein, de eso se trata el Green New Deal (acuerdo de políticas para enfrentar el Calentamiento Global): “Debemos prepararnos para un momento como este. No podemos perder nuestro coraje, tenemos que pelear con más fuerza que nunca por un sistema de salud universal, por el cuidado universal de niños, por el pago de las licencia médicas. Está todo íntimamente conectado”, explicó la autora.

¿Qué hacer ante este escenario? Klein plantea que cada individuo -lógicamente- busca el mejor seguro y la mejor atención, y el que no puede pagarlo, tiene que resolverlo por su cuenta. “Eso es lo que esta especie de economía de -el-ganador-se-lo-lleva-todo hace a nuestro cerebro. Estamos viendo en tiempo real que estamos mucho más interconectados entre nosotros que lo que nuestro brutal sistema económico nos hace creer”.

“Podemos pensar que estaremos a salvo si tenemos una buena atención médica, pero si la persona que hace nuestra comida, que entrega nuestra comida o que empaca nuestras cajas, no puede pagar siquiera hacerse el test, y mucho menos el quedarse en casa ya que no se les paga la licencia médica; no estaremos a salvo”, continuó la escritora conocida por su crítica a la globalización y el capitalismo.

“Si se está en un sistema que se sabe que no está cuidando a las personas y no está distribuyendo recursos de manera equitativa, entonces su parte de ‘acaparamiento’ se iluminará”, explicó Klein, refiriéndose al impulso de comprar masivamente -más de lo necesario- en supermercados y otras tiendas.

“Por lo tanto, tenga en cuenta eso y piense cómo, en lugar de atesorar y pensar en cómo puede cuidarse a sí mismo y a su familia, puede pasar a compartir con sus vecinos y controlar a las personas más vulnerables”, concluyó Klein en conversación con Vice.

www.culto.latercera.com/2020/03/16/naomi-klein-coronavirus/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*