Perú: El riesgo es tener que elegir entre dos machos conservadores

Carlos Monge

La derecha alimenta la narrativa de una polarización en la que –frente a la caída libre de los representantes del centro (G Forsyth y J Guzman)- el país opta entre opciones de derecha (K Fujimori, H Soto, R Lopez) y de izquierda (V Mendoza y Y Lescano).

Lescano tiene una trayectoria parlamentaria de defensa de los derechos del consumidor y crítica a los abusos de los grandes grupos económicos, donde varias de sus medidas concretas coinciden con las que vienen de la izquierda. Pero, de ahí a que él y Acción Popular sean de izquierda, hay todo un trecho.

AP surgió de las clases de medias enfrentadas al Perú oligárquico de fines de los 50. Pero, al ganar las elecciones, no se atrevieron a hacer lo que la izquierda reclamaba y que Velasco Alvarado hizo. El segundo gobierno de Fernando Belaunde y AP (1980-1985) continuó las políticas económicas iniciadas por Morales Bermúdez y entregó a las Fuerzas Armadas el control de los territorios en donde actuaba Sendero Luminoso, tolerando una masiva violación de los derechos humanos.

Lescano ha candidateado por Acción Popular el 2001; el Frente de Centro en el 2006 (alianza de AP, Somos Peru y Todos por el Peru, el partido hoy liderado por el conservador Fernando Cillóniz); por Perú Posible en alianza con AP y Somos Peru el 2011 y con Toledo de candidato, cuando era claro que no tenía nada de izquierdista ni de persona íntegra; y por el Acción Popular del 2016, liderado por el aristocrático y apristòn Alfredo Barnechea. Es abiertamente machista y homofóbico. Y en su lista congresal hay gente que reivindica la aventura golpista de Merino y la bancada de AP.

La derecha teme que Veronika Mendoza pase a la segunda vuelta. Para evitarlo, se inventa un Lescano izquierdista. Critican todas sus propuestas, pero calculan que, si pasa a segunda vuelta y gana, será tan fácil de domesticar como lo fue Ollanta Humala, y que en ello colaborarán los Diez Cansecos, García Belaundes, y Barnecheas y muchos de la bancada que llegue al Congreso.

Mientras tanto, con las candidaturas de Keiko y de Soto estancadas, en la derecha crece el fanático religioso Lopez Aliaga. Si Lescano y Lopez Aliaga pasan a segunda vuelta, tendremos que escoger entre dos machos conservadores.

www.diariouno.pe/columna/el-riesgo-es-tener-que-elegir-entre-dos-machos-conservadores/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*