Perú: La otra pandemia

Jo-Marie Burt

La pandemia ha golpeado al Perú con especial dureza, siendo el país con la tasa de mortalidad por COVID más alta del mundo. Ante la gravedad de la situación, las autoridades han establecido un programa de vacunación exitoso. Más del 80% de la población ha recibido la vacuna, que junto con medidas como llevar mascarillas y el distanciamiento social, es la única herramienta para combatir el COVID.

Para las mujeres peruanas existe otra pandemia invisible: la violencia de género.

En los primeros minutos del año nuevo, se reportó el primer feminicidio: un hombre asesinó a puñaladas a su pareja, una joven de 17 años, en Huancavelica.

El feminicidio es el acto de asesinar a una mujer por su condición de tal. Puede ser relacionado a violencia familiar, violencia sexual, hostigamiento, acoso sexual u otros hechos en cuya base está la discriminación de género. En 2021, la Defensoría del Pueblo registró 132 feminicidios, 204 intentos de feminicidios y 54 muertes violentas de mujeres en el país.

La violencia de género empeoró y se hizo más evidente con la pandemia. Durante 2020, el número de casos de violencia contra la mujer denunciados se duplicó en relación al año anterior: 235.000 agresiones. El confinamiento obligatorio, medida necesaria para enfrentar la crisis sanitaria, generó un aumento en la violencia contra las peruanas. Muchas mujeres no tuvieron opción alguna y acabaron encerradas con sus agresores, lo que imposibilitó salir a denunciar y buscar ayuda. También hubo un incremento alarmante en el número de mujeres, incluso niñas y adolescentes, reportadas como desaparecidas en el 2021: 16 por día durante el primer semestre.

Gracias a la presión de la sociedad civil, especialmente las organizaciones feministas, el Perú ha desarrollado un marco legal para combatir el feminicidio y la violencia de género. Se estableció el feminicidio como un delito autónomo en el 2013. En el 2016 se promulgó una ley para prevenir, sancionar y erradicar la violencia de género. En el 2018 se creó un sistema especializado de justicia para sancionar la violencia de género.

Pero aun así, la violencia contra las niñas y las mujeres sigue en aumento. Es la otra pandemia que no se visibiliza o, peor aún, se convierte en espectáculo.

Es necesario fortalecer el marco legal para combatir la violencia de género y el feminicidio. Pero la solución a la pandemia de la violencia de género no puede ser solo legal. La tolerancia social de la violencia de género es una de sus principales razones de ser. Eso se combate con educación con enfoque de género, que es la única forma de atacar la raíz del problema: el machismo que mata.

Jo-Marie Burt. Doctora en ciencia política por Columbia University. Profesora en George Mason University y Asesora Principal de la Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA), investiga sobre violencia política, autoritarismo, derechos humanos, y justicia transicional en América Latina. Síguela en Twitter @jomaburt.

https://larepublica.pe/opinion/2022/01/04/la-otra-pandemia-por-jo-marie-burt/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*