Los nuevos vientos en materia de drogas


​​Ricardo Soberón

El 3 de mayo se realizó en la Plaza Francia, la Marcha Mundial por la Marihuana (MMM-2014) que reunió aproximadamente 4,000 ciudadanos que desean presentar su propuesta. Esta es una actividad que se realiza todos los años en la mayoría de grandes ciudades y reivindica los derechos de los usuarios al auto cultivo, al establecimiento de espacios organizados de expendio, así como al uso responsable del cannabis. Inmediatamente aparecieron sectores de opinión muy conservadores, haciendo lo que más saben: mentir, contradecirse y generalizar.

Hoy que en el mundo aparecen vientos de cambio en la OEA, ONU, vemos cómo 22 Estados en EE.UU. aceptan el uso médico y dos el uso no médico del cannabis; el Uruguay acaba de reglamentar el modelo de regulación de la producción y uso de cannabis. En el Perú, DEVIDA obstaculiza y oculta el debate, rehúye el intercambio y lo más grave, es que no constituye una entidad rectora en el tema de un control más efectivo al narcotráfico. Somos los primeros productores de coca/PBC y tenemos una baja performance en materia de lavado y control de precursores químicos.

En la actualidad, más del 55% de las detenciones policiales anuales son por actos de consumo, a pesar que según el Código Penal el uso no es un delito. Según la información que dispone la Línea Verde (línea de protección legal por detención abusiva, 4441496), es en el plano de la Policía donde suelen ocurrir casos de corrupción y abuso; por ello estamos trabajando una propuesta de Directiva con el Ministerio del Interior, del que esperamos el Ministro nos apoye, para que en las más de 1,300 Comisarías del país, se establezca la orden de no detener usuarios con dosis menores a la posesión personal.

Respecto de la información disponible, sabemos que el cannabis no es la más peligrosa, en términos de adicciones, dependencias, usos problemáticos, sobredosis, etc. La información disponible y que no muestra ni CEDRO, ni DEVIDA, son los terribles efectos de las políticas actuales de Reducción de la Oferta, promoviendo la ilegalidad, la informalidad y la violencia.

Desde el CIDDH, como ciudadanos y como anterior Presidente Ejecutivo de DEVIDA solicito, exijo la apertura de un debate amplio, informado, equilibrado, sobre los resultados alcanzados y la necesidad de plantear cambios drásticos especialmente en relación al universo del cannabis.

Ricardo Soberón. Director del Centro de Investigación Drogas y Derechos Humanos, CIDDH.

http://laprimeraperu.pe/columna/los-nuevos-vientos-en-materia-de-drogas/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*