El género es el nuevo demonio

Diana Cariboni

“Guerra contra el poder evangélico”, “guerra total”, “terrible amenaza multinacional”, “guerra incivilizada del feminismo para poner a las mujeres contra los hombres”, “destrucción social a partir de la sexualidad y la familia”, “monstruo de muchas cabezas”, “instrumento contra la mente”. Más de 500 pastores y militantes evangélicos de América Latina que se reunieron a puertas cerradas entre el 22 y el 24 de noviembre en Punta del Este definieron la contienda que libran contra el feminismo y la diversidad sexual.

Para los participantes en el segundo Congreso Sudamericano por la Vida y la Familia, que NOTICIAS Uruguay presenció en forma exclusiva, ese enemigo es la “ideología de género”. Y se proponen derrotarlo en los parlamentos y los gobiernos, pero también con poder de lobby en la OEA, la ONU y el FMI, organismos que ejercen “una injerencia internacional que nos impone normas que los pueblos no reclaman, que nuestras sociedades no sienten como propias”, según dijo el diputado evangélico del Partido Nacional Gerardo Amarilla.

Las razones de esta guerra fueron expuestas en tres días de sesiones cerradas y estrictamente vigiladas. Un enjambre de hombres y mujeres de negro y con corbatas y pañuelos rojos revisaban el ingreso a la sala (el primer día en el centro de convenciones de Solanas y los dos siguientes en el Punta del Este Exhibition & Convention Center) y se paseaban entre el público para comprobar que nadie estuviera grabando ni tomando fotografías.

La familia que defienden es la de hombre, mujer e hijos; la vida que defienden es la intrauterina y desde la concepción, por lo que rechazan el aborto en cualquier circunstancia; y su idea de derechos humanos excluye menciones a las personas LGBTI, a la violencia machista y a la inequi­dad de género.

Uruguay fue elegido sede de la reu­nión como ejemplo negativo de “nue­vos derechos”: el matrimonio igua­litario, el aborto legal, las leyes de marihuana, de identidad de género y de protección a la población trans.

El anfitrión fue el apóstol Jorge Márquez, de la iglesia Misión Vida, quien proclamó: “estamos en una guerra total, algunos le llaman cultural, definitiva, que busca crear un caos, una anarquía absoluta. Las fuerzas del mal quieren tomar nuestras conciencias, hacerse cargo de nuestros bienes, hacerse cargo de nuestros hijos”.

Las intervenciones eran mitad ponencia y mi­tad sermón. Se oraba, se hacían alabanzas, se al­zaban los brazos al cielo, se abra­zaba y se toca­ba a los vecinos más próximos. El clima llegaba por momentos a la exaltación, con gritos, aplausos y vítores. Cada in­termedio incluía un número musical a cargo de la banda del pastor y cantante brasileño Marcos Bru­net. El público conocía las canciones y las entonaba una y otra vez.

El argentino Carlos Mraida, pastor de la Igle­sia Bautista del Centro de Buenos Aires, describió un “sistema de dominación controlado por Sata­nás” que ejerce una “agenda demoníaca” a través de “los medios de comunicación, el espectáculo y los programas educativos impuestos por los gobiernos nacionales y supranacionales”.

El peruano Christian Rosas, fun­dador del grupo “Con mis hijos no te metas” (ver entrevista), apuntó por su parte que “toda guerra es de ánimo. Uno gana cuando el enemigo deja de resistirse”.

A copar la política. El movimiento que empezó en 2017 como Congreso Iberoamericano por la ida y la Familia quiere gobernar. El argentino Hugo Márquez, hermano de Jorge Márquez, expuso la táctica con crudeza: “No somos de Cambiemos ni del peronismo, no apoyamos partidos sino valores. David (Schelereth) es diputado de Cambiemos, pero ahora el Movimiento Popular Neuquino (rival de Cambiemos en la provincia de Neuquén) le ofreció a mi hija ser candidata. Nosotros estamos con nosotros. Ellos nos usaron a nosotros y nosotros los estamos usando. Les vamos a meter gente en el Par­lamento con cualquier partido”.

Schelereth, salido de la congregación “Jesús es Rey”, que encabeza Márquez en Neuquén, es el único evangélico del Congreso argentino e integra la bancada oficialista de Cambie­mos por esa provincia.

Pero Márquez se despachó contra el presidente Mauricio Macri por haber permitido que Argentina discutiera la legalización del aborto y por su discurso ante el G20 hablando de perspectiva de género y empoderamiento de la mujer. “Este hombre se había declarado provida, ¿qué le pasó? ¿Por qué cambió? El Fondo Monetario lo tiene atado”, dijo.

Los evangélicos oscilan entre crear partidos religiosos o ingresar a otros que ya existen. Amarilla dijo tener “más preguntas que certezas” sobre la pertinencia de crear partidos evangélicos.

Pero no hubo debate sobre las propuestas políticas para resolver los problemas de pobreza, educación, salud y seguridad de los países de la región.

El pastor y presidente del Partido Renovación Costarricense, Gonzalo Ramírez, que llegó a encabezar el Parlamento de su país en 2017, dijo que “no importa qué partido político sea, hay que vacunar al sistema con políticos evangélicos”.

La evangélica brasileña Liziane Ba­yer es un buen ejemplo: consiguió su banca por el Partido Socialista Brasileño, que apoyó al candidato del PT en las últimas elecciones. Pero ella defendió a Jair Bolsonaro en Punta del Este porque “fue elegido por el pueblo evangélico y representa la esperanza de un futuro mejor”.

Ante la crítica común a los evangélicos que incursionan en política sin experiencia, Ramírez replicó que “si eso implica tener experiencia en corrupción, en robar, esa experiencia yo no la tengo”. Sin embargo, este abogado estuvo suspendido varias veces por irregularidades y en 2001 pasó dos meses en prisión preventiva por presunta falsificación de firma, aunque el asunto se zanjó sin llegar a juicio, según medios de su país.

El voto evangélico experimentó un gran salto en las elecciones de 2018 en Costa Rica, cuando Fabri­cio Alvarado disputó la presidencia en segunda vuelta. Pero al partido de Ramírez le fue muy mal: obtuvo menos de 1 por ciento de los votos y no pudo conservar las dos bancas que tenía.

Fraternidad. Una veintena de diputados de Argentina, Brasil, Paraguay, Perú y Uruguay representaron a la Fraternidad de Parlamentarios Evangélicos. Entre ellos estaba Luis Galarreta, un católico fujimorista que presidió el Poder Legislativo peruano hasta julio de 2018 y que introdujo un proyecto de ley “para erradicar en el Perú todo nombre relacionado a género, política de género, igualdad de género”, dijo.

La Fraternidad acordó crear “frentes por la vida y la familia” en las legislaturas nacionales y en el Parlasur, Parlatino y la Unión Interparlamenta­ria y preparar una lista de proyectos de ley en temas de “libertad, justicia y desarrollo”.

El diputado uruguayo Álvaro Das­tugue (Partido Nacional) dijo a Noti­cias Uruguay que “está siendo muy atacada la libertad de conciencia de los ciudadanos de cada país a través de nueva legislación; lo otro que vemos es que está siendo atacada la libertad de religión, y dentro de ella la libertad de expresión. Así que conformamos un grupo de estudio que presentará un documento con propuestas”. Se trata de acciones para derogar leyes contra los discursos de odio o que restringen o prohíben la homofobia.

La sal de la tierra y la luz del mundo. En el Evangelio según San Mateo, Jesús dice a los discípulos: “Vosotros sois la sal de la tierra… Vosotros sois la luz del mundo”. En Punta del Este hubo numerosas referencias a este pasaje bíblico que para los evangélicos es un llamado a gobernar.

El argentino Agustín Laje y Chris­tian Rosas, ambos politólogos treinta­ñeros, fueron celebrados como la sal y la luz en la reunión. Son estrellas ascendentes del movimiento ultra­conservador porque apelan a nuevas técnicas comunicacionales y a una discusión salpicada de referencias académicas y seudocientíficas. Para Laje, la movilización debe librarse “en la calle y en redes sociales; con 50 personas coordinadas por WhatsApp generamos un ‘trending topic’ en las redes y ahí los medios, que nos tienen bloqueados, no nos pueden ignorar”.

Rosas argumentó que su movimiento “Con mis hijos no te metas”, inorgánico, sin sitio web, personería jurídica, autoridades ni cuenta bancaria, “está remeciendo el mundo desde las redes sociales”.

Los evangélicos dicen ser portadores de la verdad religiosa, pero también científica. Un panel ad hoc estuvo encaminado a demostrar que el sexo se define por los cromosomas y que sigue inalterado cualquiera sea la identidad que asuma la persona y que la persona humana ya está presente en el embrión.

De la perplejidad a la burla. “Tenemos que reflexionar cómo vivir en este mundo que nos es extraño. Para nosotros la homosexualidad es pecado, pero tenemos que pensar cómo relacionarnos con el distinto, con el homosexual, manifestarle el amor y el evangelio”, expuso el argentino Mraida.

El pastor y presentador de TV paraguayo Miguel Ortigoza aseguró que “en televisión le pedí perdón a los trans porque las iglesias los discriminamos”. Estos fueron los esfuerzos más serios para desmentir acusaciones de discriminación y odio. Pero los intentos derraparon enseguida.

El mexicano Aaron Lara describió así a un grupo de activistas LGBTI que vio en la OEA: “El más bajito medía como 1,90 metros, pesaba como 130 kilos y traía una peluca que le llegaba hasta la cintura y unos tacones con los que el pobre caminaba haciendo equilibrio. Una de las personas que estaba en nuestro grupo no podía quitarle los ojos de encima y dice: Miren, los transformers. No, le digo yo, son travestis”. La audiencia respondió con carcajadas.

Gilberto Rocha escaló: “son perversiones disfrazadas de género… la pedofilia, la zoofilia, los transgé­nero… ni ellos mismos saben ya a lo que llegar”.

Laje dedicó parte de su ponencia a mofarse de una serie de casos extraídos de los medios, desde un hombre que pidió cambiar su identidad a mujer para beneficiarse de la edad jubi­latoria hasta mujeres trans que compiten como deportistas, despertando más risas y aplausos del público.

“Asquerosa”. En ese clima, Dastu­gue contó que recolecta firmas para derogar la norma integral para personas trans a la que tachó de “la ley más asquerosa que ha pasado por el Parlamento. Fue redactada por una persona trans y de integral no tiene nada, porque se dirige a una minoría… es asquerosa y discriminatoria”. Y añadió: “La pelea contra este colectivo no es pacífica”.

Los grupos LGB­TI fueron calificados como “violentos” y “agresivos”. Los evangélicos denunciaron actos vandálicos que precedieron al congreso en un templo de Misión Vida y en la sede de la Asociación Cristiana Uruguaya de Profesionales de la Sa­lud, donde desconocidos arrojaron pintura roja y escribieron “No al congreso fascista” y “Fuera tu congreso. Donde vayan los iremos a buscar”. El congreso vinculó esos actos con el comentario que hizo en WhatsApp la ministra de Educación y Cultura, Ma­ría Julia Muñoz: los evangélicos son una “plaga que nos pisa los talones”.

A la OEA y más allá. El Congreso Iberoamericano por la Vida y la Familia, que preside Aarón Lara, tiene como meta política global engrosar la presencia evangélica en el lobby conservador ante organismos internacionales.

El primer paso fue la asamblea general de la OEA (Organización de los Estados Americanos), donde la sociedad civil puede participar, por ejemplo, conformando coaliciones temáticas. Para presentar una coalición se necesitan 10 asociaciones civiles registradas. En 2017 en Cancún, Lara no alcanzó ese nivel de representación, pero consiguió que la Coalición por la Seguridad y la Paz lo nombrara vocero y así pudo dar un discurso de cinco minutos a la OEA.

En esa reunión, según Lara, contribuyó a evitar junto a otros grupos conservadores que en una resolución sobre derechos humanos se incluyera en la sigla LGBTI la letra Q de “queer”.

“Queer significa cualquier cosa que les dé placer, cualquier práctica sexual que les dé gusto”, dijo Lara. Las presiones dieron como resultado que Paraguay, Guatemala y varios países caribeños expresaran sus reservas, impidiendo el consenso. Sin embargo, un activista del colectivo Ovejas Ne­gras que estuvo presente en la OEA desmintió la versión de Lara. “La discusión giraba en torno a las definiciones para incorporar la letra I, por in­tersex”, dijo Pepe Ramallo a NOTICIAS Uruguay. Las personas intersexuales (antiguamente llamadas hermafrodi­tas) presentan discrepancias entre su sexo cromosómico y sus genitales.

Para la siguiente asamblea de la OEA, en 2018, Lara y los suyos inscribieron a 37 asociaciones civiles en tres coaliciones y eso les dio derecho a tres voceros: por la Coalición Congreso Evangélico Iberoamericano habló el argentino Hugo Márquez, por la Coalición Educación y Cultura para la Democracia, lo hizo Gilberto Rocha, y por la Coalición Brasileña el pastor Glaucio Coraiola, defensor de Bolsonaro.

En 2019 se proponen llevar a la reunión de la OEA en Medellín 10 coaliciones con otros tantos voceros “a modo de gran sermón colectivo. Que tengamos a toda la OEA oyendo por casi una hora el mensaje de la palabra de Dios”, exclamó Lara arrancando aplausos y ovaciones.

Se busca además que 10 entidades sean representantes permanentes de la OEA. En 2020 vendrá el salto a las Naciones Unidas. “Allí queremos incidir en el Fondo Monetario Internacional, de donde fluye, no la leche y la miel, pero sí los millones de dólares que abanderan todas estas causas, en la Organización Mundial de la Salud y en la Unesco, que es donde se forma y se regula la cultura”, dijo Lara.

La reunión evangélica terminó en vísperas del Día Internacional por la Erradicación de la Violencia hacia las Mujeres.

Ante una pregunta de NOTICIAS Uruguay, la abogada boliviana Fátima Oliva dijo que el maltrato se agrava “porque las leyes de género promueven la confrontación. La ley contra la violencia de género viene a provocarle a la mujer un odio, un resentimiento; se prohíben las conciliaciones, se prohíbe que la mujer pueda volver con el esposo. Todo va a la ruptura de la familia”.

Ante la misma pregunta, Laje contestó que “afortunadamente la mujer no está hoy relegada sino que en muchos casos está mejor que el hombre”. Y sobre la violencia respondió: “Quien es violenta con el otro es la mujer. Esos casos ni siquiera tienen prensa. Y mire que son muchos”.

Winter is coming. Hugo Márquez está en el ojo del huracán en Argentina. Las autoridades analizan retirar los subsidios públicos a su colegio AMEN por negarse a cumplir la ley de educación sexual integral y por denuncias de estudiantes sobre una charla que dictaron en horario de clase Agustín Laje y Nicolás Márquez (autores del best-seller “El libro negro de la nueva izquierda – Ideología de género o subversión cultural”), que terminó en insultos y agresiones. “Se nos vienen tiempos difíciles… Debemos prepararnos para un largo tiempo de conflicto. Esto no es una batalla, es una guerra. Hay que estar dispuestos a perder el prestigio como iglesia… Vamos a perder instituciones, nos van a clausurar radios, a los colegios que no quieran dictar ideología de género les van a mandar capacitadores LGBTI; ya nos hicieron un sumario para quitarnos los aportes del Estado y quedarse con nuestras propiedades… Esto no es cosa de unas cuantas locas. Es un proyecto de dominación planetaria para instaurar un nuevo orden mundial. La señal de los tiempos es que viene el frío, viene el invierno”, proclamó. ­

Preparen chequeras. El encuentro de Punta del Este forma parte del Congreso Iberoamericano por la Vida y la Familia, creado en febrero de 2017 en México y que tuvo su segunda sesión un año después. Hubo luego cuatro encuentros su­bregionales: dos sudamericanos, en Neuquén y en Uruguay, uno centroamericano y otro caribeño, preparatorios del tercer Congreso Iberoamericano que se llevará a cabo en febrero de 2019 en Panamá.

Para participar en el encuentro de Punta del Este había que pagar una inscripción de 150 dólares y costear el viaje, el hospedaje y las comidas. El único servicio sin pago extra fue un lunch de bienvenida en los jardines frente al lago de Solanas, donde fue la sesión inaugural. ­

Alquilar el centro de convenciones de Punta del Este para un congreso de dos días con 500 participantes tiene un costo de 13.380 dólares, sin contar servicios de amplificación para los números musicales, aunque es posible gestionar con la empresa un descuento de 20 por ciento, según datos recabados por Noticias.

Si el congreso hubiera contado con la declaración de interés turístico que el ministerio encabezado por Liliam Kechichian le retiró luego de recibir críticas de organizaciones feministas y LGBTI, podría haber descontado el IVA.

Pero el dinero no parece un obstáculo. Aarón Lara contó que para reunir el primer congreso en la ciudad mexicana de Santa Fe, alguien le dijo: “Si el problema es el dinero, está resuelto, ustedes traigan a quienes tengan que traer”. Según Lara, “donantes” que no identificó permitieron que “ningún extranjero tuviera que pagar más que su pasaje”.

Al cerrar las sesiones en Punta del Este, Lara dijo a los presentes: “Preparen sus chequeras y sus maletas y el año que entra, primero a Panamá y luego si Dios quiere a la OEA”.

Familias hay muchas. El intendente de Maldonado, Enrique Antía, dio una bienvenida cordial al congreso evangélico, pero trancó fuerte. “Permítanme iniciar este mensaje reconociendo la realidad de las diferentes formas de familia que hoy existen. Las hay de padre y madre con hijos, o de dos madres o de dos padres, o de madre o padre solo u otras combinaciones que hacen a las nuevas formas de la familia. Esto es así”, dijo. Silencio. Algunos se miraron entre sí. No podía ser que estuvieran escuchando de boca de su anfitrión que esas aberraciones merecían llamarse familia.

“En todas las formas, la familia es una estructura social y económica en la que prevalecen el amor, la convivencia y la voluntad, que son las tres patas fundamentales para sostener la mesa”, agregó. Y concluyó: “Cuando el ser humano está solo, sin familia, se siente separado del mundo; la dimensión de familia lo hace pertenecer al sentido pleno de la vida que se vive con Dios”. Aplausos. Subieron al escenario varios de pastores, lo rodearon y oraron por él junto a todo el auditorio.

Diana Cariboni. Ganadora del Premio nacional de prensa Marcelo Jelen 2018. Diana asistió al Congreso Evangélico en Punta del Este, y ganó con la nota El género es el nuevo demonio. Nos contó cómo fue cubrir el evento, qué sucede con la presencia cada vez mayor de las corrientes evangélicas en el ámbito de la política institucional, tanto nacional como internacional, la preocupación de esta comunidad con respecto al feminismo y de la situación del periodismo y de la libertad de expresión en tiempos de crisis.

www.noticias.perfil.com/2019/02/01/el-genero-es-el-nuevo-demonio/

Un comentario sobre “El género es el nuevo demonio

  • el 11 mayo, 2019 a las 9:40 am
    Permalink

    Un artículo bastante desordenado en su contenido que expone opiniones de todo tipo y de diferentes posiciones religiosas, sociales y políticas y de más de dos géneros (dos son humanos).
    Deja entrever que se realizan enormes esfuerzos para activar una nueva forma de ver al ser humano tal como emergió de la sabia naturaleza y que surge de una condición evolutiva que posiblemente se esté desarrollando y que algunos socio-políticos-religiosos-economistas-psicólogos-antropólogos y demás ….. istas y …..logos interesados, quieren defender en función de brindar las mejores condiciones de vida para todos en una ideal forma de vida.
    En sumo, el tema que encierra singulares interrogantes, delatados en el este artículo, me lleva a una de las más ingenuas …será posible alcanzar en el Perú un mínimo de toma de conciencia sobre este asunto y a nivel de todo nuestros educandos sin tener las condiciones básicas para que estos se eduquen debidamente. El profesor está preparado para asimilar una curricula al respecto y ser capaz de impartirla contando con los medios necesarios para ello, la población de padres de familia a cargo de esta población estudiantil están en capacidad de convertirse en aliados de esta nueva forma de ver al ser humano.
    Mientras los …..istas y …..logos ya mencionados, buscan razones para actualizar (sobre todo) el cerebro de nuestros niños y jóvenes, hay que buscar a quienes puedan darnos la forma como educarnos para no cometer el delito de elegir lo que tenemos como autoridades , …..pero!
    Sin esto, seguirán y seguiremos escuchando que existen estas proyecciones hacia el futuro.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*