Perú: “La reacción histérica del conservadurismo de la élite está empujando a una radicalización”

Cecilia Méndez       (Entrevista de Enrique Patriau)

Historiadora y profesora de la Universidad de California sostiene que Pedro Castillo representa muchas cosas juntas y por ello podría dirigir al país, pues experimentó lo mismo que millones de personas.

Tres semanas después de las elecciones, todavía no hay una proclamación oficial del ganador debido a los recursos legales presentados por el fujimorismo que alega un supuesto fraude. La historiadora, Cecilia Méndez, reflexiona sobre estos días turbulentos.

¿Qué piensa de estas tres semanas transcurridas desde la elección?

Que estamos cambiando el estado de ánimo, a cada instante. ¿Cómo se responde algo así si ayer evaluamos algo y hoy tenemos que evaluar otra cosa? Es tan difícil. Todo depende de las noticias que van saliendo de un momento a otro. Pero si quiero ir más allá, y tomo aire y respiro profundamente, mi evaluación de los acontecimientos es que yo siento que estamos en un momento histórico muy relevante, donde se abren las puertas por primera vez para darle la oportunidad al país para generar un cambio con la legitimidad que te ofrece la democracia a través del sufragio.

¿Qué clase de cambio?

Por el sector que representa Castillo, se siente una voz muy potente de sectores rurales, marginados y ninguneados históricamente. No se trata de alguien externo a ese grupo. No es un Velasco, con su discurso de que hay que salvar al campesino y darle la tierra, tampoco un Leguía, con su programa de hay que redimir al indio y la patria nueva. Esos eran discursos desde arriba, desde una élite ilustrada o militar…

Pero élite, al fin y al cabo.

Ha habido discursos de reforma que amenazaron a las élites. Pero la diferencia con lo de ahora es que si le da la oportunidad a Castillo de hacer los cambios que se necesite, sería la primera vez que se hacen en democracia, con el voto. Desde que se otorgó el derecho al sufragio a los analfabetos con la Constitución de 1979, el padrón debe haber incluido a muchos más peruanos que en ningún momento de la historia. Dicho sea de paso, por eso es que esto de que las firmas no son iguales es una reverenda cojudez. Yo he sostenido en trabajos anteriores -uno de ellos, Las Paradojas del Autoritarismo- que los cambios más drásticos que han implicado la inclusión de sectores rurales se han dado en dictaduras, civiles como la de Leguía o militares como la de Velasco.

Y ahora podría ser diferente.

Sería la primera vez que sería con un gobierno democrático, no militar, sin raíz autoritaria, que no se origina en un golpe, si no que se origina en un proceso de consulta. Si esto se corta, si se interrumpe, si no se permite que este cambio suceda en democracia, vamos a tener el peor escenario posible. David Rivera (periodista) decía en una videocolumna que el ataque a Castillo ha sido tan feroz que no le va a quedar otro remedio, de repente, que apoyarse en Cerrón. La reacción histérica del conservadurismo de la élite está peligrosamente empujando a una radicalización, cuando Castillo está tratando de armar alianzas con sectores que no tienen que ver con la izquierda, ahí están los alcaldes, o las conversaciones con gente del Partido Morado.

Aunque le critican que dé esos pasos porque no ha sido proclamado.

Claro, ¿pero quién está demorando esas credenciales de presidente electo? ¿En qué momento va a hacer la transición? Cada vez que quiere afirmar su autoridad le dicen “¿qué te has creído?”.

Es un ninguneo feroz, es verdad.

Pero, ¡qué horror! La gente que reacciona así son los verdaderos perros del hortelano: ni trabajan ni dejan trabajar.

Sobre la posibilidad de hacer cambios profundos esta vez en democracia, no es casualidad que se quiere evitar eso tratando de anular los votos de la gente más pobre.

Sí. Y es exactamente la estrategia del Partido Republicano. Desde que salió electo Obama hubo una reacción hacia la radicalización, porque decían que cómo un negro podía ser presidente. En realidad, es la lógica de la historia: cada vez que hay un avance de la democratización de la sociedad, hay una respuesta proporcional de rechazo. Yo pensaba, ¿tú sabes cómo son esos sectores que organizan el movimiento detrás de Castillo? ¿Los conocemos? ¿Alguien ha sido educado para este momento? ¿Alguien ha estudiado cómo funciona la estructura del magisterio, de las rondas campesinas, de Perú Libre? No sabemos nada.

En realidad, no sabemos. Hay indicios, sin embargo lo que no existe es un conocimiento a profundidad.

Esa es una historia política. Y agradezco que me des la oportunidad de decir esto: he escuchado de sectores liberables y hasta progresistas este tema de que (Castillo) es el menos preparado de los candidatos. Ese es un discurso que hace mucho daño. ¿Qué tan preparados estaban los que fueron a Stanford? Se desconoce y ningunea a la política que no es de tu círculo, que no es limeña. Se le califica como terrorismo, comunismo, porque les da miedo aceptar que todos tienen derecho a hacer política.

Y la política no es solo partidaria, además.

A eso voy. La representatividad de Castillo viene de fuerzas que no han sido reconocidas como políticas: las rondas campesinas, el sindicato magisterial. ¿Y qué hace la prensa limeña? Terruquea. Entonces, si vas a terruquear a toda expresión política que no conoces, y encima quieres seguir gobernando a un país que no conoces, solo queda que tú y el país se caigan juntos por el barranco. Por eso es tan importante que se respete la decisión de estas elecciones. ¿Qué derecho tienes a gobernar un país que no conoces ni te interesa y que solo desprecias si no es parte de tu círculo? Por eso veo una oportunidad histórica. En 200 años no he visto nada así. No puedo compararlo con nada. Solo puedo decirte que sería como una segunda república plebeya. No sé si conoces mi libro…

¿La República Plebeya? Sí, claro.

Incluso Basadre decía que la república trajo horror a los sectores aristócratas. Lo cito (la entrevista lee parte de su libro): “Hubo notorio disgusto y repudio de los antiguos aristócratas ante el rumbo que tomaron las cosas con el experimento republicano”. Lo que dice Basadre es que la República, con las guerras que continuaron después de la independencia, permitió el ascenso social de muchos sectores que no habían tenido nunca cargos públicos en la colonia por el color de su piel, porque no eran de la aristocracia. Por eso es que el militarismo de alguna manera ocasionó esta democratización social, es una idea antigua que él la dice en 1929, en su “Iniciación de la República”. Esos miedos, esos temores, esos desprecios aristocráticos se renuevan constantemente en la historia, cada vez que hay un avance importante de la democratización.

¿Es lo que vemos ahora, entonces?

Es lo que estamos viviendo otra vez ahora, pero con una furia que expresa la importancia del triunfo de Castillo y el respaldo de los sectores más marginados que tiene.

Hay algo que me parece interesante de rescatar luego de escucharla. El pasado de Castillo no es el de un convencido militante izquierdista. Estuvo en Perú Posible, por ejemplo, y eso de izquierda no tiene nada. El miedo que genera quizás tiene que ver más con lo que representa que con su pasado político.

Más bien, hay miedo al pasado político de Keiko, sí (risas).

Exacto.

Hay que hacer una competencia de pasados políticos, a ver quién da más miedo.

La impresión que tengo a veces es que no es tanto miedo a él, si no a lo que representa.

Exacto, es el cambio. Castillo representa muchas cosas juntas: campesino, sindical, maestro rural y rondero. ¿Cuándo en la historia hemos tenido la convergencia de todas estas identidades en una sola persona? Quizás por eso pueda dirigir al Perú, porque ha experimentado lo que millones de personas. Nuestro país ha despreciado a los que nos dan de comer, a los que producen la comida, a los que la sirven. Solo se ha aplaudido a los cocineros llamados chefs.

También es verdad que Perú Libre incluye a personajes con posiciones extremas y vinculaciones muy complicadas. Es innegable. Dicho esto, ¿coincide con la idea de que los medios de comunicación han sido clave en promover esta sensación de miedo tan potente?

Sin que los medios hayan trabajado tan arduamente en presentar una versión aterradora de un futuro con Castillo, no tendríamos lo de ahora. Es lamentable. Keiko está haciendo algo muy parecido a lo que hizo Trump: desconocer resultados y empapelar con juicios y reclamos legales a las instituciones electorales. Pero la diferencia es que en Estados Unidos los medios que propalaban las noticias falsas eran minoría. Y en el Perú es al revés. Prácticamente no tenemos medios liberales donde uno pueda tener una perspectiva balanceada. Y esa tendencia de los medios de apoyar a una sola candidata se exacerbó con los casos de las salidas de los periodistas del Canal 4. El especialista en comunicación, Eduardo Villanueva, le dijo a Claudia Cisneros (periodista) que el comportamiento de América Televisión se parece al de los países comunistas. ¡Y ellos son los que proclaman libertad! Es interesante que en nuestro país la censura venga de la empresa privada. Es curioso que se venda la idea del comunismo que te va a quitar la libertad, cuando son los medios privados los que te la quitan. No necesitamos al comunismo, ya tenemos a la empresa privada que te arranca el derecho a una información plural. No necesitamos al comunismo para la censura, ya la tenemos con la prensa corporativa y los monopolios mediáticos. Es importante que la gente se movilice en los noventas para una prensa realmente libre.

¿Qué le genera preocupación de Castillo?

Muchas cosas me generan dudas e incertidumbres. No sabemos mucho de cuáles tendencias contenidas en él van a predominar. Lo que sí he notado es que como buen político va a tener que optar por hacer alianzas de ancha base. Quiero darle el beneficio de la duda. No va a poder gobernar solamente con Perú Libre y con Juntos Por el Perú. No va a poder hacer un gobierno solo de izquierdas debido a la correlación de fuerzas en el Parlamento. Eso de alguna manera es bueno, sin embargo está claro que le van a exigir a él lo que no le exigen a nadie.

Desde el inicio, además.

Los pronósticos económicos son buenos, ¿no? Al menos eso dicen los especialistas, que el Perú se va a recuperar. Por lo tanto tiene una oportunidad única. Sí dudo de su lado conservador, que él hizo tan…

Patente.

Tan clara, en efecto. En todo caso, hay que poner el hombro y toda la gente democrática -independientemente de si es de izquierda o derecha, porque quiero creer que hay sectores democráticos de derecha- deben apoyarlo. Si no se le ofrece ese apoyo para que haga un gobierno democrático, puede ser capturado por sectores más radicales o por actores turbios. Si solo nos dedicamos a decir “radicales” o “terrucos”… hay un tarea importante ahí en no hacer una guerra. Desde Sendero Luminoso estamos en un estado de guerra permanente. Carlos Iván Degregori hablaba de la anti política de los noventas. Decía que las ejecuciones ya no eran con juicios populares si no mediáticas. Se anulaba al oponente, se le destruía, se le insultaba. Si vamos a cambiar al país, hay que cambiar esa mentalidad de guerra y regresar a la política. Se necesita una campaña educativa en la que los medios sean recuperados para la sociedad. No pueden ser de una tribu, de un barrio, de una élite que desprecia al país. Ya es hora de demostrar que el Perú es mucho más diverso y creativo y talentoso. Más que generarme preocupaciones Castillo, me preocupa la oposición que pueda tener. Eso sí. Porque esa oposición puede venir con un veneno mortal que puede terminar matando a la democracia. No entiendo por ejemplo por qué tanta oposición a un cambio de Constitución, ¿por qué siempre una persona de cierta élite tiene que decidir? ¿Acaso no todos somos peruanos? Yo estoy abierta a escuchar lo que quieran decirme.

https://larepublica.pe/elecciones/2021/06/27/elecciones-2021-cecilia-mendez-la-reaccion-histerica-del-conservadurismo-de-la-elite-esta-empujando-a-una-radicalizacion-pltc/?ref=lre

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*